miércoles, 15 de julio de 2009

Importante. Que debo saber sobre la gripe H1N1 ?


Los síntomas que presenta una persona infectada por el virus de la gripe A(H1N1) son muy similares a los que padece una persona con una gripe común. De ahí que diagnosticar esta enfermedad sea tan difícil. Aún así, existen métodos que permiten dar un diagnóstico fiable en poco tiempo.


Síntomas muy similares a los de la gripe común. La gripe A(H1N1) se manifiesta a través de síntomas que son muy similares, por no decir idénticos, a los de la gripe común: fiebre alta, tos continuada y dolorosa, estornudos, malestar general, dolores musculares, falta de apetito, etc.

  • ¿Cómo se puede saber si se trata de un caso de gripe porcina? Los médicos son los únicos que son capaces de diagnosticar un caso de gripe A(H1N1) debido, fundamentalmente, a la similitud de sus síntomas con los de la gripe común. Para ello se obtiene una muestra de mucosidad, o incluso de tejido, del aparato respiratorio del paciente durante los 4 o 5 primeros días de la infección. Esta muestra se envía a laboratorio, en donde se dictaminará el tipo concreto de virus del que se trata. En ocasiones también puede ser necesario realizar una prueba en sangre.
  • ¿Cuándo hay que empezar a preocuparse? Un proceso gripal es molesto pero, por norma general, no requiere hospitalización. Sin embargo, será necesario acudir cuanto antes a un centro de salud u hospital si se presenta alguno de los siguientes síntomas en el paciente:

    -Dificultad extrema para respirar.
    -Vómitos o diarreas persistentes.
    -Disminución del estado de conciencia, llegando incluso a perderla.
    -Cambios bruscos en la frecuencia cardiaca.
    -Empeoramiento agudo de una enfermedad crónica.

  • ¿Qué ocurre con los bebés y los niños? Hay que prestar especial atención a los más pequeños, ya que los riesgos que corren al enfermar son mucho mayores. Al igual que ocurre con los adultos, los síntomas de la influenza porcina en los niños y en los bebés son los mismos que los de la gripe común. Por eso, es importante acudir a un centro de salud u hospital en cuanto surjan los primeros síntomas. Aún así, se deberá acudir con mayor urgencia si cabe, a un médico si se presentara en el pequeño alguno de los siguientes síntomas:

    -Fiebre excesiva.
    -Aumento de la frecuencia respiratoria: más de 50 respiraciones por minuto en niños de entre 2 y 11 meses y más de 40 respiraciones en niños de entre 1 y 5 años.
    -Rechazo a tomar cualquier tipo de alimento o bebida.
    -Carácter irritable.
    -Convulsiones y disminución del estado de la conciencia, llegando incluso a la pérdida de la misma.

Proyecto de Audición

Entradas populares

statistics

Subscribe

Comment

Blogger templates

Con una población total de más de 400 millones de personas en Latinoamérica y una enorme variabilidad de las condiciones sanitarias en todo Latinoamerica es muy difícil obtener una idea clara de la incidencia de la pérdida de audición y sus consecuencias en esta parte del mundo.
Con la tecnología de Blogger.