martes, 21 de abril de 2009

Trauma Acustico : un problema de nuestros tiempos


Hace pocas semanas, un padre de familia me autorizo contar su experiencia personal . "Para que sirva de advertencia a otras personas", mencionaba que había llevado a sus hijos a un concierto en metrocentro en Santa Ana, pero que lamentablemente, unos enormes parlantes se encontraban instalados a menos de cuatro metros de sus ubicaciones y que al finalizar el concierto uno de sus hijos notó un fuerte zumbido en ambos oídos y persistiendo al día siguiente visitaron el Proyecto de Audicion el diagnosticó fue una pérdida (que supone transitoria), del 35 por ciento de su audición en ambos oídos, generada por trauma acústico agudo, y meditaba sobre el hecho de cómo los jóvenes son expuestos a volúmenes de música muy intensos, sin noción alguna del daño que ello puede provocar.

Vemos por este relato que el sonido puede dañar la audición, ¿qué es específicamente el trauma acústico? : Científicamente,

Trauma Acústico es la disminución auditiva o hipoacusia generada por el ruido que lesiona (inicialmente) la zona del oído interno destinada a percepción de los tonos o frecuencias agudas. Trauma viene del Griego y significa herida.

Los sonidos provenientes de la naturaleza lo agreden en forma suave, esta moderación se debe a la protección establecida en el transcurso de millones de años en la evolución del ser humano, haciendo que en el oído, se desarrollaran ciertas estructuras anatómicas que bloquean la transmisión de sonidos intensos, en las frecuencias graves.

En los tiempos del hombre primitivo, solo existían sonidos naturales, aun intensos como los del un trueno o el mar, que tienen tonalidad grave, de allí la protección contra sonidos graves de alto volumen, pero con el desarrollo de las maquinarias particularmente a partir de la Revolución Industrial, los ruidos intensos y agudos, aparecen y se multiplican pero, de un modo tan veloz que las estructuras del oido humano, no han tenido aún "tiempo evolutivo" para modificarse y protegerse, quedando así el oído interno sin protección ante sonidos agudos intensos o repetidos; y precisamente el Trauma Acústico se produce inicialmente en las frecuencias agudas.

Pensemos en lo expuesto que está el trabajador que se desempeña en una tarea que implique trabajar en un aeropuerto muy ruidoso o en la industria textil o utilizar martillos neumáticos,

Las leyes laborales brindan en el espíritu y su letra, protección ante el trauma acústico, no obstante en nuestro medio puede asegurar que aún ni los empresarios ni los propios trabajadores, han tomado siquiera conciencia de la importancia de la prevención contra el ruido.

Recientes Investigaciones mencionan que por los altos niveles de ruido, el 75% habitantes de ciudades industrializadas padecen algún tipo de deficiencia auditiva; sin embargo, pocos son los que son conscientes de su problema.

El ruido del tránsito, la música en las discos, conciertos o las fiestas; el sonido de las fábricas e, incluso, los gritos son enemigos invisibles de la audición y lo más grave es que la gente se acostumbra al ruido nocivo y lo ve como parte natural de su entorno, sin tener aún noción que conducen a la sordera,

Contrariamente a lo que se pude pensar que la sordera llega con la edad los Jóvenes, son actualmente los más afectados.

Otro estudio realizado con jóvenes entre los 15 y 25 años de diferentes ciudades, encontró con asombro que ninguno de ellos poseía íntegra su capacidad auditiva.

Ante estos hechos, Se ve claramente que la creciente población de sordos ya no sólo es consecuencia del proceso de envejecimiento natural o secuela de enfermedades respiratorias descuidadas, sino por ciertos sonidos que ya son parte de la vida del hombre moderno y siendo que el oído es un órgano tan delicado que cuando pierde su capacidad auditiva, ya no la puede restablecer.

El daño por ruido puede ser agudo o crónico, pero estadísticamente, la pérdida de la audición suele ser progresiva y sigilosa.


Existe también una sensibilidad personal al sonido, Hay gente más propensa que otra, pero en general la población se ha ido habituando a los ruidos fuertes, aun cuando éstos le causan daños permanentes"

Cuando se sale de un lugar con un zumbido en los oídos significa que hubo un daño (en general transitorio), pero si se va a ese lugar con frecuencia (o si se permanece), o se trabaja en él, sin protección para los oidos, por un lapso suficiente de tiempo, el daño será permanente. Sin embargo la sordera no es el único precio que la humanidad está pagando por el hecho de vivir en una ciudad ruidosa, el ruido también provoca enfermedades gastrointestinales, problemas respiratorios, las disfunciones endocrinologicas e hipertensión arterial

En cuanto a las consecuencias psicológicas, está la ansiedad, la irritabilidad y los trastornos del sueño, como el insomnio y las pesadillas reiteradas.

Esto obligaría a tomar medidas urgentes, pero en El Salvador, al igual que en otros paises y por diferentes razones no se cumple totalmente la tarea de regular los volúmenes de los lugares públicos, de los vehículos particulares, ni colectivos ni de los de carga para que no sean ruidosos, las leyes están vigentes pero simplemente ni se cumplen ni se controla lo suficiente.


En la Unión Europea hay regulaciones estrictas, en Francia por ejemplo, a partir de las 10 de la noche no se puede subir el volumen de la música ni lavar ropa para no molestar a los vecinos, en nuestras ciudades no hay todavía una consciencia colectiva de esto.

Las unidades que sirven para medir la intensidad del ruido, se llaman decibeles y aparecen abreviadas como dB. En líneas generales y para tener una idea de los volúmenes de sonido y su efecto sobre la audición podemos decir que:

*Si el volumen es menor a 45 dB, no hay daño en el oído. Si va de 50 a 90 dB, hay cierta alteración.

* Si va de 90 a 130 dB se genera un daño permanente e irreparable en la audición.

* Si supera los 130 dB puede haber pérdida súbita de la capacidad auditiva y, además, se entrará al umbral del dolor.




Entradas populares

statistics

Subscribe

Comment

Blogger templates

Con una población total de más de 400 millones de personas en Latinoamérica y una enorme variabilidad de las condiciones sanitarias en todo Latinoamerica es muy difícil obtener una idea clara de la incidencia de la pérdida de audición y sus consecuencias en esta parte del mundo.
Con la tecnología de Blogger.