miércoles, 8 de abril de 2009

Cuido del oído en vacaciones....



En verano son relevantes las afecciones en los oídos por el contacto con el agua de las playas, ríos, pozas, piscinas, etc. Por lo tanto no deben descuidar sus oídos, sobre todo los que padecen enfermedades como otitis media, otitis externa o tímpanos perforados por antecedentes infecciosos o accidentes.
Es muy frecuente, en adultos y niños, padecer de otitis media, una inflamación del oído por mala ventilación y del drenaje del oído medio por un mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio, un canal que comunica el oído medio con la nasofaringe, y este canal puede estar obstruido.
Las recomendaciones para estos casos es el uso de tapones. Este tipo de tapones son fáciles de utilizar, pero a veces no dan con el tipo o modelo adecuado que se ajuste y puede entrar al agua. Por eso lo mejor es darse a hacer unos a su medida haciendo un molde del conducto auditivo por personas adiestradas en esto. Su médico puede orientarlo dónde conseguirlos, si ya no hubo tiempo es mejor que no introduzca la cabeza en el agua.
Para estos tipos de padecimientos, el agua es el peor enemigo, ya que mantener el oído seco es parte fundamental del tratamiento, aunque en este momento no anden con (salida de líquido) otorrea.
Existen diferentes tipos de tapones en el comercio, los de silicona son recomendables, ya están hechos y asegúrese de que no penetre el agua.
La otitis del nadador es una infección del conducto auditivo externo que la puede desarrollar cualquier persona con oídos sanos y ésta se da por exceso de humedad. Otras posibles causas que la provocan son la limpieza traumática del canal auditivo, la ausencia de cerumen, si padece de eczema alérgico, también los químicos de las piscinas afectan a algunas personas sensibles.
Las personas que tienen sordera por exposición a ruidos debido a la edad, de nacimiento, sin antecedentes infecciosos, no deben temer bañarse sin usar tapones, pero hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones: evitar aguas contaminadas de ríos, pozas o piscinas mal cuidadas. El agua del mar tiene menos riesgo de contaminación. Si tiene piscina de plástico para niños, debe cambiar el agua o bien clorarla con medida.
No se limpie los oídos excesivamente, no use objetos agudos, se limpia solo la oreja y con cautela la entrada. Use tapones auditivos y mantenga limpio los tapones con agua y jabón. Lleve analgésicos y gotas óticas. Es recomendable, si inicia un dolor intenso, recurrir a la brevedad a su médico tratante. Aprovechamos para desearles que disfruten de unas felices vacaciones.
Proyecto Auditivo.

Entradas populares

statistics

Subscribe

Comment

Blogger templates

Con una población total de más de 400 millones de personas en Latinoamérica y una enorme variabilidad de las condiciones sanitarias en todo Latinoamerica es muy difícil obtener una idea clara de la incidencia de la pérdida de audición y sus consecuencias en esta parte del mundo.
Con la tecnología de Blogger.